los hombres son como los baños…si no están ocupados son unas m…

te amo desde el fondo de mi..cerebro?

Posted on: febrero 7, 2008

 en este mes del amor chequen este articulo de alessandra rampolla….feliz dia de san valentin!!

A través de la historia los poetas le han dedicado sus versos, las canciones lo han glorificado, y las mentes más destacadas de nuestra raza humana han comentado y escrito sobre él. Luego de tantos años, tantos poemas, tantas canciones, y tanto análisis, el amor continúa siendo uno de los más grandes misterios de la humanidad. ¿Qué realmente nos sucede cuando ese maravilloso correntazo eléctrico nos ataca? ¿Esa locura romántica realmente corresponde al amor, o se trata más bien de atracción y sexo? La verdad es que la gran mayoría de las personas tienen gran dificultad separando el buen sexo de la idea del amor. ¡Y esto hace perfecto sentido! Resulta que físicamente hay una serie de hormonas y procesos físicos que se encargan del aspecto químico de la atracción sexual y de las sensaciones del amor romántico. Esto quiere decir que cuando recién estamos “enamorándonos” de nuestro galán, sintiendo maripositas en el estómago, suspirando cada tres segundos, encontrándole sentido íntimo a cada canción de amor que escuchamos en la radio y sintiendo como si camináramos unas cuantas pulgaditas elevadas del suelo, no estamos locas. Sencillamente tenemos las hormonas en ‘high’. La atracción sexual comienza en una pequeña estructura dentro del cerebro llamada hipotálamo. Esta estructura desata una interesante serie de reacciones cuando una persona encuentra a otra atractiva. De inmediato, el hipotálamo notifica a la glándula pituitaria que debe enviar hormonas a las glándulas sexuales. Estas, reaccionan oportunamente produciendo estrógeno, progesterona, y testosterona. En cuestión de segundos, el corazón comienza a latir con mayor fuerza, se crea tensión muscular, y la persona comienza a sentir esas deliciosas cosquillitas que provienen de la excitación sexual. Este ‘high’ químico induce también la liberación de otras sustancias que resultan en cambios en el estado anímico de la persona, desde optimismo hasta ansiedad. Se crean ilusiones de bienestar, sentimientos de pertenencia, y fantasías al estilo de un cuento de hadas, donde la pareja vive felizmente por siempre. Cuando el hipotálamo no está funcionando correctamente, sin embargo, los resultados pueden ser drásticamente diferentes: comportamiento irracional, idealización y hasta obsesión. Las sustancias principales que se producen como consecuencia de este ‘high’ hormonal, y que son las responsables por el sentimiento de enamoramiento que este mes celebramos, son la feniletilamina, la dopamina y el DHEA. ¿Qué les parece si miramos cada una de éstas con mayor detenimiento? Feniletilamina (Phenylethylamine o “PEA”) – La llamada “molécula del amor” es un tipo de anfetamina producida por el sistema humano que tiene una considerable influencia sobre las sensaciones de enamoramiento y el comportamiento de las personas como consecuencia de estas sensaciones románticas. Se han realizado varios estudios en los que se comprueba que cuando una persona está “enamorada”, su torrente sanguínea contiene altos niveles de feniletilamina. Básicamente, la feniletilamina funciona como antidepresivo tanto en hombres como en mujeres y, al ser una anfetamina, tiene la capacidad de controlar el apetito – ¡por eso es que cuando nos enamoramos se nos quita el hambre! Esta sustancia funciona como estimulante sexual, aumentándose su producción en el momento del orgasmo y durante la ovulación (¿quién dice que la naturaleza no provee para la reproducción de las especies?) También es la principal causante de la absoluta chulería que significa para tantos el sentirse enamorados. Se entiende que es precisamente como consecuencia de la feniletilamina que muchas personas se enamoran no de una persona en particular, sino de la idea y las sensaciones que acompañan el amor. Es posible aumentar los niveles de feniletilamina mediante el consumo de chocolates, refrescos de dieta (contienen ‘Nutrasweet’, que puede convertirse en feniletilamina en la sangre), la marihuana, y estimulantes de fantasía como podría ser una persona en particular, una fotografía, o algo que puedas leer. Donde haya cerebrito romántico, ¡aparece la feniletilamina! La feniletilamina estimula la fuga de otro neuroquímico llamado dopamina que, a su vez, libera la oxitocina, hormona involucrada en la lactancia y a la hora del parto. Existe evidencia de que esta hormona (oxitocina) es producida tanto por hombres como mujeres como parte de esa primera atracción sexual, y que llega a su máximo nivel durante el momento de orgasmo. Otro químico cerebral es la norepinefrina, que a su vez ayuda a la liberación de adrenalina, que hace que el corazón se acelere, se sientan revoluciones en el estómago y aparezca sudor en las palmas de las manos en presencia del ser amado. ¿Reconocen los síntomas? Dopamina – La llamada “sustancia del placer” es un neurotrasmisor, es decir, una de las sustancias que emiten las neuronas del cerebro, con las cuales se le ordena al resto del cuerpo todas las funciones que se realizan. La dopamina, específicamente, se produce en mayor cantidad cuando un hombre y una mujer experimentan deseos sexuales o una emoción intensa. Al aparecer grandes cantidades de dopamina en la sangre, se originan (al igual que la feniletilamina) todas esas señales que revelan nuestra pasión: un estado de euforia y bienestar, el ritmo cardíaco acelerado y un aumento de la circulación sanguínea. Esta sustancia también esta presente cuando sentimos el deseo de ingerir alimento, es así que sus efectos tienen un motivo importante: asegurar nuestra supervivencia y la reproducción de nuestra especie. Artificialmente, también es posible aumentar la producción de dopamina mediante el consumo de alcohol y drogas como la cocaína y la nicotina. Al parecer, estas drogas incrementan la concentración de dopamina y producen las sensaciones agradables que acompaña su consumo. Esto podría explicar las fuertes adicciones que se asocian con estas sustancias. Dehidroepiandrosterona (DHEA) – Si eres de esas personas que invierte su dinero en perfumes y colonias, ya es hora que conozcas a la productora ejecutiva de tu aroma personal. “La madre de las hormonas”, la DHEA, es la hormona que tiene el potencial de manipular nuestra atracción sexual mediante el sentido del olfato. No sólo produce las feromonas que emitimos a través de la piel, sino que funciona en el cerebro para recibir el aroma de otras personas, influyendo de ésta manera nuestra selección de compañeros sexuales. Es la hormona más versátil y más abundante del cuerpo humano, tanto en el caso de los hombres como de las mujeres. Versátil porque puede transformarse en casi cualquier otra hormona, aumenta la cognición, protege el sistema inmunológico, y sirve como antidepresivo. Respecto a la sexualidad, es importante destacar que la DHEA aumenta el impuso sexual y también aumenta en el cerebro durante el orgasmo. No debe sorprendernos que con un cóctel de hormonas y químicos tan intenso y variado, producido como impulso a la atracción sexual y como consecuencia de la misma, el estar enamorados produce sensaciones difíciles de ignorar. Ciertamente hay mucho de química en el enamoramiento, pero les digo la verdad – aún sabiendo todo esto prefiero decir: “Te amo… desde el fondo de mi corazón”. Feliz mes del amor

1 Response to "te amo desde el fondo de mi..cerebro?"

Jajajajaja, Hola esta muy bueno tu blog, se que esta dirigido a las mujeres, pero todo lo que he leido me ha gustado. Pero no somo tan predecibles como crees….

Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: